Monastrell, ahora más cerca del mar

María José San Román traslada su restaurante Monastrell al Paseo Marítimo, junto al Real Club de Regatas de Alicante. En esta nueva ubicación el restaurante mantiene su estrella Michelin recibida en noviembre del 2013, siendo el único restaurante de la ciudad de Alicante con esta distinción.

Una apuesta firme por la cocina saludable y sostenible con productos de la tierra. La cercanía del mar inspira a la chef María José San Román a crear una propuesta diferente, donde el gran protagonista será el arroz, aunque ingredientes como el aceite de oliva virgen extra y el azafrán seguirán siendo pilares de su cocina. De esta manera la innovadora e incansable chef consolida su trayectoria de más de 20 años al frente de los fogones del restaurante Monastrell.

Los arquitectos Lola Alonso (La Vaquería, 2013) y Javier García-Solera (Monastrell, calle San Fernando, 2000) son una vez más los encargados de diseñar el nuevo Restaurante. Y la empresa Senses Arquitectura e Interiorismo los responsables de la ejecución del proyecto. Técnicos, constructora y María José San Román han trabajado en perfecta sintonía incorporando elementos vinculados al mundo de la mar, como las maderas, las cuerdas y el latón tratado.

El nuevo restaurante se compone de diversos espacios perfectamente definidos. El restaurante y el pasaje, abierto al mar, cuentan con un mobiliario en maderas naturales y metales que caracteriza la imagen reconocible del local creando una atmósfera muy acogedora, donde se puede descubrir el placer de la gastronomía y el compartir en un ambiente cuidado y tranquilo. En el primer piso se encuentran los salones destinados a eventos privados. Tres salones modulares que pueden convertirse en un único espacio con una capacidad para 60 personas. Y finalmente la atractiva cubierta superior, con privilegiadas vistas hacia la ciudad, el Benacantil y el Puerto, que invitan a disfrutar de la coctelería de Monastrell. Además el restaurante cuenta con 22 plazas de aparcamiento propio justo delante del restaurante para comodidad de sus clientes. 

La apertura del nuevo establecimiento contribuye a la dinamización de la zona del puerto, que pese a estar situado en un enclave privilegiado, en la dársena del puerto de Alicante, sigue siendo un zona poco transitada dentro de la ciudad de Alicante.